Lo que otros piensan de ti – Dejar de que te importe [Ejercicio práctico]

¿Te afecta lo que algunas personas digan o piensen de ti?

¿La gente a tu alrededor te dice que no le des importancia, pero no puedes?

¿Te sientes muy sensible con la manera en la que te afectan lo que dicen los otros de ti?

Hay personas con una piel más gruesa que no les afectan los comentarios de la gente. También hay personas altamente sensibles que les afecta a un nivel muy profundo los comentarios de desaprobación o despectivos de otros.

Nos quedamos muy afectados aunque los demás no se den cuenta, no llegan a ser conscientes del dolor que nos causan.

Si eres de este segundo grupo y te importa lo que otros piensen de ti, dejar de que te afecte las palabras hirientes que otros dicen o lo que piensan de ti, no es una cuestión de tomar una decisión, como si pudieras decidir de un segundo a otro: ¡ya no me afecta! No, no funciona así.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Fuiste programado

Vamos a ver qué nos sucede a un nivel inconsciente a esas personas que nos importa y nos hiere lo que otros nos digas u opinen de nosotros:

Los niños pequeños identifican el amor con la seguridad. Un niño que se siente amado por sus padres (o su entorno) se siente seguro y no teme por su supervivencia (algo instintivo innato en todos los animales.

Cuando de pequeño fuiste castigado, reprochado, reprendido repetida y severamente, cruzándose tus límites de lo soportable con insultos, vergüenza, pegarte, ignorarte, retirarte su atención o afecto…, te sentiste no-amado, y tu cerebro reptiliano (el primitivo) entendió esto como una puesta en peligro de tu supervivencia.

Tus límites fueron sobrepasados y te quedaste en una situación incierta e insegura para ti.

Las personas a las que les afecta de una manera más profunda lo que otros le digan o pienses de ellos, son las que vivieron en su niñez una extralimitación severa de sus límites siendo castigados y humillados, hechos que les hicieron sentir como niños abandonados, y la emoción de abandono (de quedarse solo y no tener posibilidades de sobrevivir) genera en la persona una reacción contrapuesta de apego desmedido hacia las otras personas, como mecanismo compensatorio a ese miedo grabado en el cerebro (en la amígdala) de “no vas a sobrevivir porque te han abandonado”.

Como niño, no entendías que tus acciones eran “malas”, sino que tú eras “malo”, y esta desaprobación de tu ser, de ti mismo, afectó a tu autoestima.

Lo que aprendiste como niño (si estás en este grupo de personas) es que si querías amor tenías que complacer a tus padres. Esto hizo que lo que otros piensen de ti cobrara importancia.

Entendiendo que para el ser humano el amor es sinónimo de supervivencia, vemos lo crucial que supone esto la desaprobación y la crítica (el no-amor). La necesidad de amor y pertenencia son las mayores necesidades que tiene el ser humano.

Así se programa nuestro cerebro y repetimos esta programación con nuestras relaciones personales, tanto de pareja como de amistad o laboral, donde la desaprobación todavía significa para tu cerebro el no poder sobrevivir, es decir, la muerte.

A la luz de esta comprensión, ¿cómo no va a importarte lo que los demás piensen de ti?

“No es para tanto…”

Es frecuente que cuando le cuentas a alguien lo que te está sucediendo te diga que “no te lo tomes tan enserio, que lo ignores y no te lo tomes a lo personal”. Esta una minimización de lo que te está pasando y de cómo te estás sintiendo. Es un quitarte tu importancia a ti y a tus sentimientos. No puede dejar de importarte lo que otros piensen de ti con una simple decisión.

Teniendo en cuenta tu experiencia de vida y entiendo por qué te afecta tanto lo que otros digan o piensen de ti, mi invitación ahora es que te hagas la siguiente pregunta:

¿Realmente debe dejar de importarme lo que otros piensen de mí?

Ejercicio práctico

Toma tu libreta y escribe:

Vamos a hacer un ejercicio basado en la técnica de Byron Katie (The Work):

  1. Frase: No debe importarme lo que otros piensen de mí. ¿Cómo es esto verdad? Dame pruebas en tu vida.
  2. Revertirla (hacia ti): No debe importarme lo que yo piense de mí misma. ¿Cómo es testo verdad? Dame pruebas en tu vida.
  3. Revertirla: (hacia ellos): No debe importarme lo que yo piense de los demás. ¿Cómo es testo verdad? Dame pruebas en tu vida.
  4. Revertirla: Debe importarme lo que otros piensen de mí. ¿Cómo es testo verdad? Dame pruebas en tu vida.

Si tratamos de que no nos importe completamente lo que otras personas piensan sobre nosotros estamos creando un distanciamiento entre nosotros y ellos, y esto retroalimenta ese distanciamiento que estamos sintiendo del otro por su desaprobación. Amplificamos nuestra separación como seres humanos e incrementamos nuestra sensación interna de soledad.

La clave

Distinguir entre que te importe, entendiendo esto como “tomar en consideración”, a que lo que otros piensen de ti defina por completo tu concepto de ti misma.

Es te es el verdadero problema. Es importante que entiendas que los que otros piensen de ti NO te define, y para tener esto claro, necitas primero tener muy claro quién eres.

Para saber quién eres necesitas trabajar tu autoconocimiento a través de la observación de ti mima.

Puedes entrenar esto practicando la meditación, porque así entrenas la posición del observador eterno, es tu conciencia haciéndose consciente de tus pensamientos, emociones y programación mental sin identificarse con ello, tampoco tratando de cambiar nada, simplemente observando.

En mi programa para Sanar la herida del padre ausente, que es una herida de abandono y de rechazo, hay un módulo donde se trabaja a fondo el autoconocimiento porque es un motor fundamental en la construcción de la fortaleza interior.

Además, el autoconocimiento es un trabajo de por vida que nunca termina.

La herida

Cuando a lo largo de tu vida siempre tienes a alguien que te hace daño con sus comentarios y sus opiniones, esa persona puede cambiar, pero tu emoción suele repetirse. Esto quiere decir que hay una herida en ti que necesita sanar, y la herida va sobre tu auto-concepto, tu propia validación y tu autoestima.

Estas son facetas que trabajo con mis clientas en las sesiones individuales porque son muy importantes para ser emocionalmente libre.

Es tu herida la que está atrayendo a ti ese tipo de situaciones con una intención positiva: que puedas verla, sentirla, oírla, y hacer algo al respecto. Si no te doliera no harías nada al respecto y seguiría ahí pasándola de padres a hijos generación tras generación.

La sanación de tus heridas es todo un proceso, pero te doy unas ideas de por dónde empezar: presa especial atención a las emociones que sientes cuando te hiere lo que otros piensan o dicen de ti.

Quédate observando y viviendo esas emociones, por muy incómodo que te resulte (no te distraigas de ellas), conéctate contigo y siéntalas (usa la meditación), porque ellas son la puerta a tu verdadera herida.

Cuando sanes tu herida, eso que te duele ahora ya no te dolerá más, y entonces sí que ignorarás eso que la gente dice o piensa, y no por represión de tus emociones, sino porque ese anzuelo que te lanzan ya no tendrá donde engancharse.

Si te ha gustado, ¡compártelo y deja tus comentarios! Los leo todos ;).

Aquí puedes hace el test para descubrir tu herida emocional y tu miedo básico que sabotea tu vida desde tu inconsciente.

Si te interesa tu crecimiento personal, sientes que ya estás preparad@ y deseas sanar tu dolor con tu padre, conocerte más a ti mism@ aumentar tu autoestima, aprender a valorarte a ti mim@ y en definitiva ser feliz, te invito a echar un vistazo a mi curso Supera tu dolor con tu padre.

¿Aún no formas parte de nuestro grupo de Facebook? Pues no sabes la pedazo comunidad de personas en nuestra misma situación de dolor por el padre ausente y heridas de abandono y rechazo, que tenemos. Aquí nos ayudamos y nos damos apoyo unos a otros, y yo respondo a todas vuestras preguntas.

Ámate Siempre,

 

Maria del Mar Mediterraneo

 


​¿Quieres sanar tu herida ​del padre ausente?

Apúntate y recibe mi GUÍA ​con mis 10 acciones concretas y probadas:

 

¡Comparte en las redes sociales para que más gente se pueda beneficiar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookies de este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sito.

Cerrar