¿Debes cortar la relación con tu padre?

 

¿¿DEBES CORTAR LA RELACIÓN CON TU PADRE??

¿Te duele mantener la relación con tu padre?

¿No sabes si cortar la relación con él por lo que sufres?

¿No sabes si haces bien o mal?

 

“Corté relación con mi padre, ¿he hecho mal? Me siento culpable”.

 

Esta es la pregunta de Laura que respondo hoy en la consulta del Mediterráneo. Te veo en el vído 🙂

 

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

 

Hay ocasiones que sientes necesario el cortar la relación con tu padre porque el dolor es muy fuerte en esos momentos y esto te hace no poder seguir ahí.

Tengo que decirte que, si ya has cortado la relación con tu padre no tienes que preocuparte, estás protegiéndote y eso está bien. Además, no tiene por qué ser definitivo, puede ser algo temporal.

Una vez hayas trabajado tus heridas paternas causada por una inadecuada relación con tu padre puedes volver a retomar relación, esta vez desde otro lugar.

 

Pasos a seguir cuando decides cortar la relación con tu padre

1. Alejarte.

Explícale cómo te sientes, que cada vez que estáis juntos o discutís te sientes mal, sufres, empiezas a llorar y ya no puedes parar hasta el día siguiente… Dile que necesitas alejarte un tiempo de él, y que quizá vuelvas cuando te sientas preparada.

2. Pasar el duelo por su “no-muerte”.

Date cuenta de la imagen que tú tienes de tu padre y de cómo debería de ser tu relación con tu padre, en comparación con la realidad. Observa lo que estás esperando de él y lo que te da, cómo te gustaría que él fuera y cómo en realidad es.

Observa las diferencias y date cuenta de que, lo que en realidad te hace sufrir es que la realidad no coincide con tu expectativa, y si eres adulta, tu padre ya no tiene la responsabilidad de hacerse cargo de la expectativa que tú tienes sobre él, eso ya es tu responsabilidad.

Y lo que queda es un hombre que necesita tu aceptación, por no haber sabido hacerlo mejor, por no haber podido ser un mejor padre.

3. Retomar la relación con él de persona a persona, y ya no más de padre-hija.

Este lugar es el no-necesitar que sea tu padre, porque durante tu proceso de sanación desarrollas tu padre interior (reparenting) y te has dado lo que has estado necesitando.

Tú descubrirás ese nuevo lugar desde el que se mueve tu relación con tu padre, pero puede parecerse a algo como:

 

Tú fuiste mi padre, yo no actúas más como padre porque tienes otra vida en la que yo no entro como la hija que yo necesito ser tomada en cuenta. Por esto, ahora yo me hago cargo y responsable de mí misma, pero sí podemos relacionarnos como 2 personas con lazos familiares.

Yo respeto con extremo tu espacio y no espero ningún comportamiento de ti hacia mí, lo que me des será exclusivo a tu voluntad y yo estaré agradecida por ello, pero no me debes nada. Lo que yo te dé será exclusivamente porque quiero, pero no te debo nada.

Porque ahora nos relacionamos como dos personas que se conocen y que comparten ciertos momentos juntos, pero debido a que no he podido contar contigo como padre como yo he necesitado, yo me he hecho cargo de esa parte, la he sanado y ahora tú ya no ocupas ese lugar.

Así que no esperes de mí lo de antes, no puedes esperar nada de mí como hija porque yo no esperaré nada de ti como padre.

 

Sé que es triste. Así lo he vivido yo.

Esto se consigue pasando el duelo por la “no-muerte» de tu padre.

No ha muerto en realidad, pero la relación con tu padre, tu vínculo como padre-hija sí ha muerto, y esa herida emocional necesita de un duelo.

Es la experiencia más dolorosa, punzante que he atravesado en mi vida, vivir el duelo por la muerte emocional (que no real) de mi padre. Aceptar y dejar marchar ese vínculo padre-hija que se terminaba.

Por eso, si tu relación con tu padre te está haciendo daño y necesitas pasar el duelo porque esa relación ya no existe nunca más, es sano que te distancies de él, hagas el duelo, y una vez atravesado vuelvas, pero esta vez te relacionarás con él desde una posición distinta, no como padre-hija, sino como persona-persona, con la distancia, el respeto y la no lealtad familiar que eso conlleva.

Quizá te interese mi artículo de 7 claves para relacionarte con tu padre si tu herida se abre.

Ámate siempre,

 

Maria del Mar Mediterraneo

 


​¿Sientes ​que tu padre ​te pone en último lugar?

Apúntate y recibe mi GUÍA para ​superar el no-amor de tu padre:

 

¡Comparte en las redes sociales para que más gente se pueda beneficiar!

Un comentario de “¿¿DEBES CORTAR LA RELACIÓN CON TU PADRE??

  1. keirel dice:

    A veces lo mejor es alejarse de esas relaciones altamente tóxicas, lamentablemente hay padres que no están conscientes de sus errores y se victimizan engañando a la gente. Ese tipo de gente no cambia, pero sí hacen un daño terrible. Lo mejor es alejarse y amarse más uno misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookies de este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sito.

Cerrar