Cómo VALORARSE A UNO MISMO

Sobre valorarse a uno mismo, Timothy Gallwey, entrenador deportivo de alto nivel y escritor escribió:

“Cuando plantamos una rosa en la tierra notamos lo pequeñita que es, pero no la criticamos por no tener tallo ni raíces. La tratamos como una semilla, dándole agua y proveyéndola de los cuidados que requiere como semilla. Cuando por primera vez asoma por encima de la tierra, no la condenamos por ser inmadura y poco desarrollada, ni criticamos los brotes por no estar abiertos cuando aparecen. Nos maravillamos ante el proceso que se está dando y damos a la planta el cuidado que necesita a cada etapa de su desarrollo. La rosa es una rosa desde que es una semilla hasta que se muere. Dentro de ella, en todo momento, contiene todo su potencial. Parece estar en proceso constante de cambio, en cada fase, a cada momento, todo es perfecto tal y como está siendo”.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

El auto-concepto

Todos tenemos un auto-concepto, esto es, lo que nosotros pensamos sobre nosotros mismos, cómo nos vemos, lo que pensamos que somos y lo que no somos. Estos pensamientos están ligados fuertemente a ciertas emociones, y esto causa que ese auto-concepto se enraíce más en nosotros y se haga más difícil de cambiar.

Este auto-concepto viene de nuestra infancia, cuando somos pequeños adquirimos la idea de cómo somos y de quiénes somos atreves de los demás (nuestros padre, maestros, mayores…).

Tanto si dices “soy una persona patosa” como “soy una persona inteligente”, en ambos casos tus mayores vieron actitudes sobre esto en ti y las reforzaron, las destacaron y te clasificaron como “patosa” o/y como “inteligente”.

A partir de ahí es una espiral que se retroalimenta, tú pondrás el foco cuando tu patosidad o/y inteligencia salga a la luz y reforzarás ese auto-concepto de ti mismo.

Al igual que en el escrito de Gallwey, tú eres una rosa y ya tienes dentro de ti todo tu potencial, es importante reconocer esto para empezar a valorarse a uno mismo. La cuestión es elegir fijarte en tus espinas o fijarte en tus hermosas flores y tu aroma, y en última instancia, llegar a aceptar y a amar tanto tus espinas como tus rosas.

No sé si existen personas que se valoren a sí mismas o tengan un auto-concepto de sí mismo 100% positivo y empoderante, pero yo no las he conocido. Por otro lado, he visto personas que trabajan activamente en mejorar su auto-concepto para quererse., valorarse más a sí mismas y empoderarse.

Tu necesidad: sobrevivir

Todos necesitamos ser valorados, es una necesidad humana, y lo es porque nos conecta con el amor, con el sentimiento de ser amados, y esto nos hace sentir seguros, porque para el ser humano, lo que el corazón traduce como amor, el cerebro lo traduce como supervivencia.

Es decir, nuestro cerebro reptil entiende que si es amado podrá sobrevivir, pero si no es amado no sobrevivirá. Hay estudios sobre esto con niños que no se tocan y mueren a pesar de ser alimentados.

El sentirnos valorados y valorarse a uno mismo está directamente relacionado con nuestro sentimiento de “ser suficientes”.  El “no soy suficiente” se ve en esas personas perfeccionistas que nunca están satisfechas con el trabajo que hacen.

“No soy suficiente” se ve en esas personas que trabajan sin descanso por sacar las mejores notas, tener los mejores resultados, conseguir un mejor coche, una mejor casa, etc.

Intentan tener y mostrar más de lo que por dentro ellas se sienten. Para todo aquello que quieras conseguir “de más”, sea material, de reconocimiento social o espiritual, pregunte a un nivel íntimo y personal, si lo haces porque sientes que no eres suficiente. ¿A quién necesitas demostrarle qué?

Nos percibimos a nosotros mismos como personas que no están en el lugar (trabajo, relaciones, casa, actitud, habilidades, emociones…) en el que deberíamos y esto automáticamente nos invalida e impide que uno se valores a sí mismo.

Pensamos que tenemos que hacer tal o cual cosa para llegar a ese lugar que está en nuestra mente y en el sí seríamos felices: nos pasamos la vida aplazando nuestra felicidad a través de no creer y no aceptar que ahora estamos en el lugar correcto, en el que nos corresponde.

En otras palabras, de no vivir el momento presente y de no aceptar que todo es perfecto tal y como es en este momento. Esto hace que nos invalidemos y nos quitemos nuestro valor a nosotros mismos.

Aprender a valorarte a ti misma es un proceso interno individual que comienza cuando te independizas de la valoración de los demás. Mientras te alimentes de la valoración de los demás te mantendrás a ti misma desempoderada y dependiente de sus opiniones.

¿Cómo puedo empezar el camino de valorarme a mí misma, lo que me llevará a desarrollar mi autoestima y a amarte a ti misma? ⬇⬇⬇

Ejercicio

1- Pregúntate a ti misma: ¿de qué manera yo soy suficiente?, ¿en qué soy suficiente?

Con frecuencia nos enfocamos en todo eso que no somos y no tenemos, en lugar de enfocarnos en lo que sí somos y sí tenemos. El cambio de este foco de un lugar a otro causará un cambio radical en tu manera de verte a ti misma y de ver el mundo.

Entrénate para ello, es una cuestión de entrenamiento. Si te enfocas en lo que te falta obtendrás más carencia de eso; si te enfocas en lo que ya eres por naturaleza, tendrás más de eso, por el principio de <<en lo que te enfocas se expande>>.  Céntrate en eso que sí aprecias en ti misma, encuentra alguien que no lo tenga si te ayuda a reconocer ese valor.

2- Valorarte a ti misma es una consecuencia de amarte a ti misma, y amarte a ti misma es un proceso que puedes emprender con acciones diarias poco a poco. ¿Cómo? Cuidando de ti.

Cuidando de ti a nivel físico, haciendo ejercicio y alimentándote sano, a nivel mental, cuidando tus pensamientos y redirigiendo el foco de pensamientos negativos a positivos, a nivel emocional, asistiéndote en tus emociones. Te invito a que veas mini serie de vídeo Cómo amarte a ti mismo por el método holístico.

3- Toma tu cuaderno y escribe aquellos hábitos que hacen que te sientas que no te estás amando ni valorando a ti misma, toma conciencia de ellos y elige qué quieres hacer con ellos.

No tienes que eliminarlos todos de golpe, esto sería no respetar el tiempo crecimiento de la semilla en rosal, sería criticarla por ser aún semilla. Toma conciencia de qué acciones no son amorosas para ti es ahora lo importante.

➡ Pregúntate cuál es la función positiva de esas acciones que no te muestran amor por ti ni que te valoras a ti misma. Toda acción o conducta que llevamos a cabo tiene una función positiva para nosotros, aunque a priori no podamos verla.

Por ejemplo, si acostumbras a menospreciaste delante de otros, puede que tu creencia sea que los demás te verán como una persona humilde, y por lo tanto, te valorarán más. Revisa qué creencias hay detrás de tus conductas y cuestiona estas creencias.

➡ Encuentra nuevas creencias para esa conducta: “si me menosprecio delante de otros, me estoy mal-tratando y doy pie a que otros lo hagan también”, de hecho, es así, y nuevas creencias para la nueva conducta: “si me trato con respeto delante de otros, estos también me respetarán”.

La base en el cambio de ciencias es buscar de manera consciente pruebas en tu vida o en la otros (conocidos o famosos), de que eso que eliges creer se ha producido, ha sido, aunque sea una vez, un hecho, y enfocar tu atención en ello de manera deliberada.

La razón

Es una cuestión de neuroplasticidad.

Tu cerebro está acostumbrado a pensar de una manera, y los mismos pensamientos sobre ti misma vendrán una y otra vez. Al cerebro le gusta ahorrar energía, es una de sus prioridades, así que tomará los caminos neuronales de pensamiento más anchos y bien establecidos, y buscando evidencias en tu realidad de que eso es así.

Es tu trabajo consciente y deliberado crear nuevas rutas neuronales de pensamiento eligiendo tus pensamientos y creencias sobre ti misma, y desviar el foco de atención de lo que no quieres a lo que sí quieres una y otra vez, aunque tengas que hacerlos 7 millones de veces, hasta que esta nueva ruta neuronal se ensanche y comience a ser la más “fácil” de tomar por tu cerebro, que le cueste menos energía, y deje de usar la otra.

Si te ha gustado, ¡compártelo y deja tus comentarios! Los leo todos ;).

Aquí puedes hace el test para descubrir tu herida emocional y tu miedo básico que sabotea tu vida desde tu inconsciente.

Si te interesa tu crecimiento personal, sientes que ya estás preparad@ y deseas sanar tu dolor con tu padre, conocerte más a ti mism@ aumentar tu autoestima, aprender a valorarte a ti mim@ y en definitiva ser feliz, te invito a echar un vistazo a mi curso Supera tu dolor con tu padre.

¿Aún no formas parte de nuestro grupo de Facebook? Pues no sabes la pedazo comunidad de personas en nuestra misma situación de dolor por el padre ausente y heridas de abandono y rechazo, que tenemos. Aquí nos ayudamos y nos damos apoyo unos a otros, y yo respondo a todas vuestras preguntas.

Ámate Siempre,

 

Maria del Mar Mediterraneo

 


​¿Quieres sanar tu herida ​del padre ausente?

Apúntate y recibe mi GUÍA ​con mis 10 acciones concretas y probadas:

 

¡Comparte en las redes sociales para que más gente se pueda beneficiar!

Un comentario de “Cómo VALORARSE A UNO MISMO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookies de este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sito.

Cerrar