Cómo sobrevivir a una ruptura de pareja [14 claves]

Las relaciones amorosas son una parte muy importante de nuestra vida, y con frecuencia son algo difícil para nosotros. Pero más difícil aún es perderlas. Para hablar del corazón roto, primero vamos a hablar del amor.

El amor

Amar a alguien es considerarlo como parte de ti, como que la otra persona forma parte de tu corazón. Es tratar a esa persona como a ti mismo y querer para él/ella lo que desearías para ti mismo.

Cuando estás en amor y vibras en amor, estás en un estado elevado de felicidad, y ese es realmente tu estado natural. En ese estado hay ausencia de miedo, estás viviendo el momento presente y estás conectada a tu corazón: estás vibrando en el amor.

Sin embargo, en una ruptura de pareja se produce una separación de ese fragmento de tu corazón dedicado a la otra persona, y esto es inevitablemente mmmuy doloroso. La sensación de separación es tan dolorosa que produce mucho sufrimiento, y comienzas a vibran en miedo, justo lo contrario al amor.

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Tu herida

Una ruptura de pareja se puede vivir como un abandono, como rechazo, como una traición, como una injusticia e incluso como una humillación. Justo las 5 heridas emocionales que podemos presentar las personas.

➡ Si quieres saber cuál es tu herida emocional haz aquí mi test para descubrir cuál es tu herida emocional y tu miedo básico.

Cuando amamos a alguien en una relación de pareja, establecemos una especie de contrato no escrito en la que nos fusionamos a nieve de alma con la otra persona. En la ruptura ese contrato se rompe y despierta de una manera muy sangrante la o las heridas emocionales dominantes que tengamos.

¿Y por qué esta ruptura de pareja es tan profundamente dolorosa? Independientemente que tú rompas la relación o que la rompa el otro, como hicisteis un “pacto de fusión”, se siente como si perdieras una parte de ti.

El odio

Con frecuencia aparece el odio. El odio no es más que amor + dolor. Lo contrario al amor no es el odio, es el miedo.

Tú, yo, todos podemos estar en un estado de amor (vibrando en amor), o en un estado de miedo (vibrando en miedo). Estos son los únicos 2 estados básicos en los que podemos estar, y tu vida evolucionará en función a esto.

Uno te empodera y el otro te desempodera. Los medios de comunicación emiten contenido para mantenernos en un estado de miedo continuo. Por eso yo no me acerco a ninguno.

Para mí es lo mismo que tomarme una ración diaria de veneno, que no llega a matarme, pero que me deja profundamente debilitada. Ni loca me expongo a los medios ordinarios de comunicación.

El odio, entonces, es la suma de un gran amor junto con un gran dolor. Ya viviste el amor, y ahora te toca experimentar el dolor. Son las 2 caras de una misma moneda, generalmente no podemos vivir una sin la otra.

Una ruptura de pareja se iguala a una muerte, porque hay una parte de ti, la que estaba en conexión con el otro, que muere. Y por lo tanto, se requiere pasar el duelo.

Pasar el duelo puede resumirse en experimentar el dolor causado por la pérdida, es un paso inevitable para superar una ruptura.

Para empezar a superar una ruptura de pareja, lo primero que tienes que saber es que ese dolor tan intenso y casi inaguantable que sientes, no va a durar para siempre, pasará. Este es tu primer paso para entender que estás en una situación pasajera, que esto también pasará.

Superar una ruptura de pareja es un proceso de sanación interior. La ruptura de pareja supone un trauma para tu sistema emocional, mental y biológico, y como evento traumático necesita de un proceso de sanación.

En ocasiones podrás pasarlo solo, con ayuda de amigos o familiares, y otros casos podrás acudir a ayuda profesional, que para eso está.

Si estás en una ruptura de pareja muy reciente con el corazón completamente roto, te recomiendo que ahora mismo notes a dónde viaja tu mente, qué se imagina, en qué escenarios se pone, y que lleves tu atención, que lleves a tu mente al momento presente, o como máximo, a los siguientes 5 minutos o como mucho en la siguiente hora de tu vida.

Experimentar el presente y el futuro inmediato te reconectará a tu poder interior.

➡ Pregúntate: ¿qué puede hacerme sentir mejor en los siguientes 5 minutos de mi vida?, ¿en la siguiente hora? ¿Qué puedo hacer para ayudarme ahora mismo?

Es muy, muy importante que no te trates de distraerte (como te recomendarán amigos y gente que te quiere con su mejor intención). Distraerte es enterrar más hondo tu dolor, y eso sólo te causará graves problemas en el futuro.

Es pan para hoy y hambre para mañana. Acabas de perder una parte de ti mismo con tu ruptura de pareja, si vas a distraerte con fiestas, alcohol, salidas en bicicleta, estás desconectándote de la otra parte de ti que te queda, y te vas a perder de ti mismo.

Para comenzar tu proceso de sanación, necesitas establecer una relación de seguridad contigo mismo, para que puedas acompañarte y sentirte segura en tu compañía, para pasar este proceso. Este proceso consiste en volver a sentirte completo de nuevo.

Quiero alertar sobre la situación en la que persona “remienda” una ruptura de pareja con una nueva relación. Lo que aquí está sucediendo es que se coloca a la nueva persona en el lugar vacío que dejó la anterior pareja, no danto el tiempo ni el espacio para vivir el dolor de su pérdida.

Así, esta herida no desaparecerá, sino que se volcará sobre la nueva pareja, y tendrá un efecto sumatorio, es decir, en los conflictos de pareja se te sumará el dolor de una más el dolor de la otra, y todo solo puede ir a peor.

Los pasos para superar una ruptura amorosa con el corazón roto

1- Volver a ti, a tu esencia, a reconectarte contigo misma. Reserva 1 hora para ti sin interrupciones y ➡ pregúntate: ¿Quién soy? ¿Qué es lo que realmente quiero? ¿Qué necesito? ¿Qué cambios quiero hacer en mi vida?

2- Piensa en esa época en la que eras autónoma, independiente, y trae de nuevo esas cosas a tu vida. Trae a tu vida todo aquello que te hace sentir tú misma, porque te has perdido a ti misma, y estás en el camino de reencontrarte.

3- Haz cambios en tu vida para que se sienta nueva. Cambia todo aquello que te recuerde a tu anterior vida con tu pareja, porque te arrastrará al pasado, un pasado que ya no existe, y te hará anhelarlo.

Crea una vida nueva para ti. Puede ser algo drástico como cambiar de ciudad, de trabajo, de grupo de amigos, o algo más sencillo como redecorar tu casa, comprarte ropa nueva, hacerte un nuevo peinado, visitar nuevos bares o locales, cocinar comida diferente…

Deshazte lo sus recuerdos, te hace más mal que bien. Guárdalos en cajas para no tener que verlos a diario, y deshazte de ello cuando te sientas preparada.

4- Es muy importante que detectes los pensamientos negativos que te mantienen en la situación de sufrimiento. Pensamientos como: “nunca más volveré a confiar en nadie”, “nunca encontraré a nadie que me ame como él/ella me amó”, “me voy a quedar sola y ya no encontraré a nadie como pareja”, o “hay algo malo en mí que estropea todas las relaciones”.

Estos pensamientos son desencadenantes de tu pensamiento y tienes que cuestionarlos.

➡ Pregúntate: ¿es esto absolutamente verdad? ¿Podría ser de otra manera? ¿De qué otras maneras podrían ser? ¿Cómo pueden ser ciertas esas nuevas maneras en mi vida?

5- Pregúntate para qué. Para qué pasó todo eso. La finalidad de esto es, 1) te ayudará a drenar mucho dolor que hay en ti, y 2) te ayudará a aprender tu propia experiencia de vida, a hacer los aprendizajes que hay para ti en esa experiencia.

Porque si hay algo que te puedo asegurar como que hay cielo y tierra, es que esta experiencia te ha pasado para que aprendas algo.

➡ Pregúntate: ¿qué es lo que necesito aprender aquí? ¿Cuál es aquí mi aprendizaje? La respuesta no te tiene que venir inmediatamente. Hazte la pregunta cada día y acabará llegándote la respuesta, tarde horas, días, meses o años.

6- Toma conciencia de que esa persona que se marcha no vino a tu vida “ser felices para siempre” como dicen los cuentos de Disney, vino a ayudarte a crecer como persona, y esto sucede habitualmente a través del dolor.

Vino a ayudarte a que aprendieras algo, igual que tú a ella. Si lo aprendes trascenderás ese dolor y no se volverá a repetir, no lo haces, te aseguraría en 99% que se volverá a repetir.

7- Si uno de tus pensamientos detectados ha sido “debe de haber algo malo en mí”, siéntate a escribir en tu diario emocional qué es lo que está bien contigo, todo lo que hay de bueno en ti. Conecta con tus fortalezas, pide ayuda a tus amigos si lo necesitas. Describe cómo cada una de estar fortalezas o aspectos positivos que hay en ti te ayudan en el día a día, o en situaciones no tan sencillas.

8- Rodéate de la gente que te quiere, ten tu red de apoyo, esa gente que quiere tu mejor bien y que desea ayudarte, y con que te sientas segura. Pierdes una conexión profunda con tu ruptura, y es importante que mantengas la conexión con las personas a las que quieres y te dejes descansar de ellas.

9- Haz un esfuerzo por imaginar el mejor escenario posible para ti en tu vida que comienza. Seguramente te habrás imaginado el pero, y es hora de elaborar e imaginar el mejor.

10- Cuando te venga la emoción, llora, llora como si no hubiera una mañana porque esto destoxifica tu cuerpo de dolor.

11- Haz ejercicios de relajación del cuerpo, porque esto relaja tu mente, como la respiración o la meditación, baños relajante, lectura…

12- Medita a diario. Esto te permite parar tus pensamientos negativos y te permite conectar con tu corazón, tu fuente, con el amor de tu corazón, y con la parte de ti que te apoya y te sostiene. También con la meditación entras más fácilmente en un estado de aceptación y apretura que son requisitos fundamentales para atravesar el duelo de tu ruptura amorosa.

13- Agradece por lo que sí tienes. Esto da un giro de 180º de lo que no quieres a lo que quieres. Hazlo, fuérzate a aunque no lo sienas, a hacerlo por la mañana y por la noche. Esto te conecta con el amor y lo que sí tienes en tu corazón. Empieza por cosas pequeñas, como disponer de agua limpia para beber, o alimentos a diario para comer.

14- Cuídate, mira por ti, haz cosas que te benefician, tus hobbies, no asistas a reuniones que no te apetece asistir, cómprate ese vestido que viste en el escaparate, haz todo aquello que se sienta como cuidado para ti, date tratamientos de belleza…

Si te ha gustado, ¡compártelo y deja tus comentarios! Los leo todos ;).

Aquí puedes hace el test para descubrir tu herida emocional y tu miedo básico que sabotea tu vida desde tu inconsciente.

Si te interesa tu crecimiento personal, sientes que ya estás preparad@ y deseas sanar tu dolor con tu padre, conocerte más a ti mism@ aumentar tu autoestima, aprender a valorarte a ti mim@ y en definitiva ser feliz, te invito a echar un vistazo a mi curso Supera tu dolor con tu padre.

¿Aún no formas parte de nuestro grupo de Facebook? Pues no sabes la pedazo comunidad de personas en nuestra misma situación de dolor por el padre ausente y heridas de abandono y rechazo, que tenemos. Aquí nos ayudamos y nos damos apoyo unos a otros, y yo respondo a todas vuestras preguntas.

Ámate Siempre,

 

Maria del Mar Mediterraneo

 


​¿Quieres sanar tu herida ​del padre ausente?

Apúntate y recibe mi GUÍA ​con mis 10 acciones concretas y probadas:

 

¡Comparte en las redes sociales para que más gente se pueda beneficiar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookies de este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sito.

Cerrar