Cómo SANAR la HERIDA DE ABANDONO

CONSECUENCIAS DE LA HERIDA DE ABANDONO

Todos (todos) tenemos heridas emocionales, y la herida de abandono es más frecuente de lo que parece. Algunos nos vamos haciendo conscientes con el paso del tiempo y otros presentan resistencias a darse cuenta.

Si no sanas tus heridas emocionales estas se activarán a cada rato e impedirán tu felicidad o conseguir lo que deseas a lo largo de toda tu vida. Por esto es tan importante sanar.

Son 5 las heridas emocionales, la herida de abandono, de rechazo, traición, humillación e injusticia. Todas son profundas e hirientes, y la herida de abandono es la herida emocional que más profundamente sesga el alma, porque está directamente relacionada con el sentimiento de merecer amor, de ser amado por lo que uno sencillamente es.

El no haber tenido esto da como consecuencia la herida de abandono quefragmenta el almaenpedacitos y te llevará a buscar (de manera inconsciente) una manera de aliviar este dolor de fondo. Y como nadie nos ha enseñado, habitualmente encontramos maneras que nos hacen más mal que bien.

Anestésicos los llamo yo. Un anestésico para el dolor (inconsciente) de tu alma es todo aquello que tapa el vacío (el dolor) que sientes en tu interior, que no sabes qué es ni de dónde viene, pero que va “anestesiando” el vacío o la incomodidad que tienes en tu vida.

Tu herida emocional de abandono te hace caer en una dependencia emocional a tu pareja, donde tienes miedo a que te deje, se vaya con otra (otro) y sientes que mueres si la otra persona te deja. Este miedo es como una sombra que te persigue a todas partes, y puede incluso hacerte dudar de qué es real y qué no.

También te hace mantener y aguantar relaciones tóxicas que te dañan, que te mantienen en una posición dónde tú eres la pequeñita, la infravalorada, la desempoderada y la que se siente culpable si no cumple las expectativas del otro.

Vivir con la herida de abandono te hace reaccionar hacia querer controlar al otro, querer que haga (o no haga) lo que tú necesitas, necesitar saber qué hace y con quién está en todo momento.

Te hace sufrir intensamente viviendo vigilante tratando de encontrar posibles señales de que la otra persona te pueda abandonar para tratar de evitarlo a toda costa.

Peor lo que al final sucede si se activa tu herida de abandono es que entras en control y exigencia con tu pareja, empiezan los reproches, las sospechas y las acusaciones, y esto, lo único que hace es alejarlo más de ti. Tú lo sienes y aumenta tu inseguridad, tu control y tu exigencia, pero esto solo lo aleja más de ti.

Y así es como entras en un bucle destructivo que puede hacerse tan grande como los 2 seáis capaces de aguantar… hasta que todo se rompe.

Todo esto puede evitarse sanando tu herida emocional de abandono, que es la que activa todo tu miedo e inseguridad, tu desconfianza.

Sanando tu herida emocional de abandono te convertirías en una persona segura de sí misma, elevarías tu autoestima, aprenderías a valorarte tú primero antes que nadie, a no necesitar a nadie para sentirte valiosa, amada y competa.

Serías una mujer empoderada que confía y cree en sí misma, y esto resulta muy atractivo, por lo que tu pareja sentiría una atracción natural hacia ti sin que tú tengas que esforzarte por ello.

Sanando tu herida de abandono pasarías de una posición de sufrimiento y dependencia a otra de seguridad en ti misma y empoderamiento.

SANANDO LA HERIDA DE ABANDONO

Mi nombre es María de Mar, y en 2014 comencé con fuertes y recurrentes ataques de pánico y crisis de ansiedad que me llevaron a buscar qué era lo que me sucedía. Empecé a informarme, aprender y a poner en práctica todo lo que llegaba a mis manos y llegué a la raíz del problema.

Lo que encontré fue que la raíz era una profunda herida emocional de abandono por parte de mi padre que no había sido capaz de ver (no estaba preparada).

En apariencia mi padre no me había abandonado, solo había rehecho su vida con otra mujer cuando yo era pequeña (eso quise creer yo), pero cuando llegué a lo que yo llamo “el sótano de mis emociones” me di cuenta de la cantidad de mierda que ahÍ había por haberme sentido abandonada, rechazada, repudiada, despreciada y mal-tratada por mi padre. Tenía una enorme herida de abandono que estaba afectado a mi vida presente.

Y lo pero era que de una manera inconsciente, volcaba todo este miedo e inseguridad sobre una de las cosas más valiosas de mi vida: mi relación de pareja.

Fue entonces cuando comencé a formarme como coach experta en inteligencia emocional y PNL (programación neurolingüística) y como terapeuta por la Universidad de Murcia.

Desde entonces, ayudo a hombres y mujeres interesados en su crecimiento personal a sanar sus heridas emocionales para que puedan tener bienestar emocional, construir relaciones sanas y llevar la vida feliz y en paz que anhelan.

→ Te lo cuento todo de manera concreta y específica sobre Cómo sanar la herida de abandono en el vídeo:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso

Gracias a mi experiencia personal de superación de mi herida de abandono junto con mi formación y experiencia profesional, elaboré un método para sanar la herida emocional de abandono de la hoy se benefician centenares de personas, y están incorporando a sus procesos de sanación para superar sus miedo e inseguridades y convertirse en personas empoderardas que construyen su fortaleza interior, su felicidad y se hacen dueñas de sus vidas.

Si quieres conocer este método empezar a aplicarlo aquí puedes descargarte gratuitamente mi Guía con mis 10 acciones concretas y probadas para sanar tu herida de abandono.

Me encantará leer abajo ↓ tus comentarios. Escríbeme tus dudas o preguntas y te las responderé en la mayor brevedad. ¡Los leo todos!

Y si esta información te ha resultado de valor, ¡compártela en tus redes sociales! 😉

Ámate siempre,

Ámate Siempre,

 

Maria del Mar Mediterraneo

 


​¿Quieres sanar tu herida ​del padre ausente?

Apúntate y recibe mi GUÍA ​con mis 10 acciones concretas y probadas:

 

¡Comparte en las redes sociales para que más gente se pueda beneficiar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookies de este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sito.

Cerrar