Abandono paterno, desgracia o regalo, María del Mar Mediterráneo

Con frecuencia, nos sentimos muy incómodas tratando y hablando de los sentimientos de abandono paterno porque nos hacen conectar con nuestros miedos, nuestras inseguridades, nuestras heridas más profundas, nuestra desesperación, devastación y desolación, y esto nos hace sentir humilladas y avergonzadas.

Estos sentimientos te avergüenzan, porque piensas que te hacen débil, incluso que mereces ser rechazada y no amada, que tienes una personalidad dependiente, e incluso repulsiva. Hasta que no te sientes a observar y a dialogar con estos sentimientos, tu vida será un camino de sufrimiento.

No es nada fácil reconocer esto. Se hace muy difícil ser honestas con nosotras mismas. Al fin y al cabo, podemos seguir “cómodamente” inmersas en la vorágine de la rutina diaria y obviar nuestros sentimientos. Saltando de discusión en discusión, de arrebato en arrebato, de desplante en desplante… Hasta incluso poder llegar a manifestar algunos trastornos.

Así es, esta lucha interna provoca un desequilibrio químico en tu cuerpo, pudiéndote ocasionar trastornos como la depresión, la ansiedad, el pánico, trastornos alimentícios… Es importante que entiendas que esto no revela una debilidad de carácter o una falta de personalidad.

El abandono paterno es un asunto complejo y sus heridas pueden estar profundamente enterradas y atrincheradas. Son efectos colaterales en el camino del cambio y la sanación.

Yo misma he sufrido de abandono paterno. Comenzó hace más de 14 años siendo fuente de numerosos problemas en mi vida. Lo peor es que no era consciente del problema real de fondo de la verdadera herida de abandono paterno hasta hace unos 3 años, donde comencé a transitar mi camino de superación. Me negaba a ver la realidad. No estaba preparada para ella.

Te sientes… tu mundo se derrumba

Sientes abandono paterno cuando tu padre (el ser amado) se va, te deja, sientes que te rechaza y que ya no te quiere.

El rechazo y falta de amor por parte de nuestra persona amada nos genera un gran sufrimiento, un dolor intenso, y sienes cómo tu vida se desmorona. Más aún cuando creías que esto que ha pasado no era posible. No era algo que pudiera pasar.

Piensas que, el hecho de que tu padre deje de quererte y/o te rechace no es posible, que quiera irse de tu lado y no te ame más. Pensamos que lo necesitamos tanto y, es un pilar tan fundamental en nuestra vida, que no concebimos una vida sin él.

Así, el abandono paterno se inicia en tu vida con una carencia de puro amor, con la desaparición de ese vínculo fundamental, y la abrumadora llegada de la soledad.

Cada persona vive el abandono paterno de una manera muy personal. En ocasiones refleja los miedos propios, otras veces el trasfondo de la situación traumática es tu propia falta de responsabilidad a la hora de hacerte cargo de ti misma, ya que nadie te enseñó a hacerlo. En ocasiones, el abandono puede traerte profundos sufrimientos pasados, reactiva pérdidas que marcaron tu vida.

Te sientes totalmente perdida, desesperada, devastada como si un huracán hubiera arrasado tu mundo, como si un incendio hubiera devorado los hermosos jardines de tu felicidad, sin esperanza… ¿Y sabes qué? Te traigo una buena noticia: estos sentimientos son muy normales, y son temporales.

Puedes experimentar todas estas emociones a la vez, o una detrás de otra. Pueden darse seguidamente al acontecimiento de abandono, o producirte un shock años después del evento, y durar desde algunos meses hasta años. Has de saber que esto es muy normal.

El abandono paterno esconde tesoros de enorme valor

Quiero decirte, amada lectora, que lo que te ocurre no es casualidad.

El abandono paterno que sientes, el abandono que sufres, te ha elegido a ti. Estás siendo llamada para tu propio examen.

Primero porque eres capaz de superar este gran reto, y segundo porque conforme te sobrepongas a este difícil tránsito, encontrarás tesoros de incalculable valor, tesoros que nunca imaginaste poseer, para los cuales, atravesar este profundo dolor de abandono paterno se hace necesario.

Son los aprendizajes y la sabiduría que vas a integrar en tu nuevo Ser, a tu nuevo Yo. Has sido elegida para pasar a un nivel de conciencia superior, para convertirte en una mujer más sabia y fuerte, y la vida te está preparando.

Y todo esto también me sonaría a mí misma a cuento chino sino fuera porque yo misma lo he vivido en primera persona, y te lo cuento de primera mano.

No será un camino fácil, habrá innumerables subidas y bajadas, alegrías y penas, terrenos pedregosos, arenas movedizas, infinitas travesias por el desierto hasta encontrar un poco de agua… hasta encontrar esos valiosos tesoros.

Pero ten por seguro que hay final del túnel, y que hay luz allí.

atardecer en murcia

 

El lado oscuro (el jodido)

Es frecuente que el enorme dolor que atraviesas, no expresado ni resuelto, traiga como consecuencia crisis emocionales, depresiones, crisis de ansiedad o ataques de pánico, comportamientos obsesivos y compulsivos, adicciones y agotamiento continuo. La ausencia de autoestima y confianza en ti misma son una constante en tu vida.

Quizás te reconozcas en alguno o varios de estos comportamientos, y además, cómo sin ser consciente los intentas satisfacer en forma de excesos: beber demasiado alcohol, consumir drogas, vomitar la comida, compras compulsivas, intercambiar sexo por lo que parecía ser amor, etc.

Estás intentando llenar un agujero en la arena con agua, y es inllenable (permítaseme el palabro), el agua siempre se filtra y se escapa…

Date cuenta de que un hoyo en la arena no se llena con agua, se llena con más arena.

Es muy importante que sepas que esto no te convierte en una mujer débil, dependiente, no merecedora o poco válida para afrontar la vida. Al contrario, refleja tu enorme poder personal, tu valor y tu valentía por salir adelante, para atravesar situaciones muy difíciles que nos presenta la vida.

La transformación

Estas crisis son el camino de inicio hacia tu transformación personal, hacia tu camino de aprendizaje y el surgimiento de tu nuevo Yo más fuerte y más sabio.

De hecho, darte el permiso para sentir todo tipo de emociones durante tu tiempo en el pozo, el periodo que te encuentras perdida, sin salida, y dicho finamente, te sientes hundida en la mierda (perdón por la expresión; escojo su uso por su practicidad descriptiva) es un síntoma de gran fortaleza personal, de una gran valentía, de un gran respeto y amor hacia ti misma.

Muestra un gran sentido de la responsabilidad para contigo, un espíritu de superación y una gran resiliencia de tu persona.

La mariposa no puede llegar a ser mariposa sin recogerse y aislarse en su capullo, para vivir los cambios (= crisis) que ha venido a afrontar. Solo entregándote a tus sentimientos de tristeza, desesperanza, abandono, rabia, odio, culpabilidad, vergüenza, rechazo, no merecimiento de amor, no ser válida, ser víctima, etc., serás capaz de transformarte.

Solo afrontando estos sentimientos en lugar de encerrarlos bajo llave en tu interior, dejándote sentir y dejándolos fluir, podrás sobreponerte a ellos y cosechar los valiosos aprendizajes y el crecimiento personal que han venido a traerte, fortalecer tu autoestima y tu propia fortaleza interior.

Sin una guía experimentada que ya conozca estos deroterros, muchas mujeres no consiguen recuperarse completamente de un abandono profundo, sus miedos y dudas continúan afectado a sus vidas.

Una verdadera sanación del abandono paterno pasa por una confrontación real de esas emociones, una comprensión de porqué están ahí y qué vienen a decirte, y algo muy importante, aprender cómo enfrentarnos (pacíficamente) a ellas.

parque del lago en murcia

A cada mujer le aguardan unos tesoros muy especiales y particulares al otro lado del túnel, pero te puedo adelantar que pueden ser muy parecidos a estos: la sabiduría, el control y la responsabilidad de ti misma y de tu propia vida, una capacidad de comprensión más profunda de la vida y de las personas, una mayor capacidad de amar y ser amada, la conciencia de que no necesitas de otros para ser feliz…, entre otras.

Quizás hayas nedesitado de la medicación, y aunque en ocasiones es necesaria para frenar el círculo vicioso de desajustes químicos, emocionales y mentales en el que puede que te metes, es posible que ya te hayas dado cuenta de que no ofrecen ninguna solución definitiva. Por todo esto, es vital trabajar sobre la herida de fondo, la herida del abandono paterno.

La herida de abandono paterno no entiende de edad, de cultura, de género o de clase social. Yo me dirijo a las mujeres, porque soy mujer, y puedo conectar con el resto de mujeres desde mi sensibilidad femenina. Si cualquier hombre se siente identificado y conecta con mis palabras, sea también bienvenido. Se trata de una experiencia humana.

El abandono paterno, ¿desgracia o regalo?

Volviendo a la pregunta que encabeza este texto: el abandono paterno, ¿desgracia o regalo? La vida me ha enseñado que no es lo uno o lo otro, si no,  lo uno y lo otro.

Este importante reto que te ha sido encomendado, la superación del trauma de abandono paterno, no es el final de nada, es el comienzo de tu camino como heroína: bienvenida al camino que te conducirá a tu nuevo Yo, un Yo más sabio y consciente, más grande y fuerte. Más poderoso.

La descripción de abandono paterno dada por algunas mujeres que lo atraviesan es: un sentimiento, un sentimiento de separación, un sentimiento intenso de devastación, un miedo primario (la esencia que te parte el corazón en dos), la soledad no elegida, una experiencia de la infancia, sentirse como una niña abandonada, el padre que abandona a sus hijos, sentirse desatendida, una niña que se siente desplazada, etc.

El abandono es esto  y mucho más, es una herida en el corazón de la experiencia humana.

Si deseas llegar a tu felicidad, tranquilidad y equilibrio interior, superando tu dolor con tu padre y empezar a tener una relación saneada basada en el amor y el compartir con tu pareja, te invito a unirte a al grupo de personas conscientes que ya trabajan a su favor en mi Programa de mentoring y coaching para Sanar tu dolor con tu padre, el cual transformará tus relaciones y tu vida.

Únete aquí a mi grupo de Facebook con mariavillosas personas de todo el mundo donde compartimos historias que en definitiva, tenemos común, para apoyarte y ayudarte en tu proceso de superación.

Ámate,

Maria del Mar Mediterraneo

 


​¿Sientes ​que tu padre ​te pone en último lugar?

Apúntate y recibe mi GUÍA para ​superar el no-amor de tu padre:

 

¡Comparte en las redes sociales para que más gente se pueda beneficiar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Las opciones de cookies de este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiencia de navegación. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sito.

Cerrar